Un entorno privilegiado

Situada entre las poblaciones de Herencia, al noroeste de la provincia de Ciudad Real, a 150 km de Madrid y a 5 km del límite con la provincia de Toledo y Villarta, Finca Sierra La Solana se encuentra rodeada de un bello paraje natural.  Con una superficie de 350 hectáreas, está rodeada de viñedos, almendros y un monte de matorral denso de vegetación mediterránea donde pululan a sus anchas especies como el jabalí, tejón, águila imperial, búho real, buitres, conejo, perdiz, tórtola, paloma torcaz, etc…

La especial localización de la finca, en la ladera Sur , al abrigo de la Sierra de la Solana, contribuye a crear uno de los micro-climas más especiales de Herencia, lo que confiere a nuestros pastos unas características muy diferenciales respecto a otras ubicaciones de la comarca.
Las extremas condiciones del clima manchego con fríos inviernos, y calurosos veranos, hacen que en la finca se desarrolle una rica vegetación mediterránea, que sirve de alimento a nuestra ganadería.

La Finca Sierra la Solana posee un Cortijo rehabilitado y transformado en Establecimiento de Turismo Rural que conserva los valores de la arquitectura rústica y las comodidades de un alojamiento de calidad.

La situación del Cortijo, próximo a diversos pueblos de gran interés turístico, permite ofrecer diversos servicios externos para el ocio y la diversión, así como para disfrutar de la incomparable gastronomía de la zona.