Un gran equipo de elaboración que trabaja de forma totalmente artesanal

Uno de los aspectos más diferenciadores de Quesería 1605 es su carácter artesanal. El proceso de elaboración de Queso 1605 se completa con la labor de expertos afinadores que seleccionan los mejores quesos y prestan una atención casi personalizada a cada una de las piezas para que el resultado sea óptimo.

Utilizamos la tecnología sólo en su justa medida y garantizamos la ausencia de tratamientos químicos en corteza, tales como pinturas y/o antifúngicos.

El volteo diario de cada queso en las cámaras de maduración conlleva un enorme trabajo manual, pero garantiza la implantación de una flora de afinado regular y única en su corteza, que contribuye posteriormente a la formación de aromas y sabores específicos en el queso.
El proceso de elaboración es el siguiente:
Desde que la leche llega al tanque, hasta su entrada en el obrador, nunca pasan más de 48 horas, siempre esta a 4ºC. Después comienza el calentamiento en cuba, para el posterior cuajado, cuando se vuelve a calentar. Siempre a temperaturas en el entorno de los 32ºC, sin llegar a Termalización ni Pasteurización.
Tras el corte de la cuajada, y una vez que el grano tiene el tamaño adecuado, llenamos manualmente los moldes. Así, una vez llenos, pasan a la presa ,para que después de unas horas, los quesos pasen la noche en el saladero.
Quesería 1605 es la única quesería en Castilla La Mancha que cuenta con la figura del ‘Afinador’. Su trabajo consiste en evaluar el potencial de cada lote para conseguir que salga al mercado expresando su máxima plenitud de sabores y aromas junto a una textura apropiada a cada tipo de maduración.
El carácter artesanal de Quesería 1605 queda también reflejado en el packaging de nuestros productos que son envueltos manualmente uno a uno consiguiendo una imagen de exclusividad y artesanía.